Educación de la Interioridad

 

La Educación del ser ha sido una constante en nuestra educación. Santa Juana de Lestonnac, desde muy joven, en su vida escuchó “No dejes apagar la llama”. Esta expresión ha sido como un mantra para nosotros.

La interioridad es ese espacio en el que se integra lo corporal, con los pensamientos, sentimientos, creencias y emociones para sentirnos seres unificados.

Cuidamos la dimensión interior de toda la Comunidad Educativa, ya que pensamos que lo que nos pasa por dentro, en nuestro mundo interior, es muy importante para el correcto desarrollo de todas las dimensiones de la persona.

El “Proyecto i” de Educación de la Interioridad está presente en todos los colegios. Es un proyecto que parte de la vivencia personal, para que en el día a día del colegio y en la forma de educar se integren prácticas educativas de respiración, relajación, silencio, gestos, apertura a la trascendencia…que nos hagan ser más conscientes de la dimensión interior de las personas.

 

Desarrollo del proyecto en nuestro centro

El proyecto de interioridad se esta implantando en nuestro centro de forma paulatina y progresiva, donde los distintos ambitos tales como el trabajo corporal, la integracion emocional y la apertura a la trascendencia se van trabajando en todos los niveles del centro.

Un proyecto motivador, donde el conocimiento personal, el trabajo en grupo, el contacto fisico, el control de la respiracion, la concentracion, la relajación y el dominio de  las emociones, se ponen de manifiesto en el desarrollo de las sesiones.

 Actividades Concretas

Las distintas actividades han sido dirigidas tanto a los profesores, las familas y al alumnado realizando sesiones tipo:

  • Ejercicios de activación en grupos heterogéneos.
  • Juegos de distención y desinhibición.
  • Actividades para la resolución de conflictos, adquisición de valores, empatía, inclusión y autoestima. 
  • Relajación muscular.
  • Visualizaciones.
  • Concentración por medio de mándalas.
  • Trabajo de  las emociones y sentimientos por medio de la música.
  • Vivenciar momentos de silencio, imaginación y creatividad.
  • Control de respiración.
  • Danza contemplativa.
  • Alcanzar un estado sosegado por medio de tecnicas de masajes y caricias.
  • Musicoterapia. 
  • Visualización de  películas y videoclips relacionados con las emociones. (Del revés).
  • Reflexiones finales tras las sesiones.
  • Cuestionarios de evaluación.