Historia del Centro

Deseando los habitantes de Puente Genil, que hubiese un centro católico para que las niñas y jóvenes pudiesen adquirir una esmerada educación a la vez que una instrucción sólida, solicitaron de la Reverenda Madre Valentina Ibiricu, Priora del convento de Hijas de Nuestra Señora de la ciudad de Santa Fe, provincia de Granada, que enviase algunas de sus hijas para efectuar la fundación.
A este fin, en Febrero de 1903 se presentaron en Santa Fe el Señor Don Rafael Luque Conde, cura párroco de esta Villa y Don Manuel Rodríguez, Arcipreste de Baena para manifestar el deseo que tenía el pueblo de Puente Genil y de esta manera poder llegar a un acuerdo con la Reverenda Madre Valentina Ibiricu en las condiciones de las mismas.

Obtenida la licencia del Nuncio de Su Santidad partieron para Puente Genil tres religiosas con el objeto de ojear los edificios y así poder preparar la fundación. Dichas religiosas fueron la Reverenda Madre Ángela García, Subpriora de Santa Fe; la Madre Dolores Moliner, Secretaria y por último la madre Teresa Cáceres Procuradora.

Una vez realizada esta visita y de vuelta en su casa de origen comunicaron las impresiones de su visita a la Reverenda Madre, explicitando su conformidad de fundación en esta Villa. De esta manera, y de acuerdo con las recomendaciones de la expedición se accedió la fundación, si bien ante el conocimiento de que el pueblo no contribuiría con nada, fiadas y avaladas sólo por el socorro de la providencia.

 

 

Las primeras religiosas en partir fueron la Reverenda Madre Valentina acompañada de las Madres Oliva Argachal y María Isabel Pérez del Pulgar y Ramírez de Arellano llegando a Puente Genil el 1 de Septiembre de 1904.

Las Religiosas del Asilo de Ancianos de Santa Susana, cuyo edificio lindaba con las casas adquiridas para el colegio dieron cobijo a las funda- doras, cediéndoles parte de sus habitaciones. El 10 de Octubre de 1904 se incorporan seis religiosas más que también permanecen en el Asilo de Ancianos hasta que terminan por habilitar las habitaciones de la nueva casa.

 

Una vez instaladas en su nueva casa, se procede al arreglo provisional de la Capilla así como a parte de la casa en la que se des- taca la instalación el 12 de Octubre de 1904 del Santísimo Sacramento, primer huésped que debía ocupar el edificio destinado a tan altos fines.

Dicho acto se llevó a cabo con bastante solemnidad, se celebró una función religiosa en la Iglesia parroquial. La misa fue cantada por las religiosas y el sermón a cargo del Reverendo Padre Florentino Laria de la Compañía de Jesús. Por la tarde tuvo lugar una procesión formada por el Clero, las Religiosas, jóvenes que ya habían solicitado la admisión en el colegio y un número determinado de ciudadanos, transcurriendo por las calles céntricas de la localidad. En esta procesión condujeron al Señor a la Capilla que tenían preparada.

Por fin comienzan las clases el día 17 de Octubre de 1904, hecho que hace posible ejercer la función que el Instituto tenía destinado para Puente Genil.

Centenario Compañía de María (Puente Genil) 1.904 - 2.004

No todo el proceso de fundación fue una empresa fácil, a nivel eco- nómico se pasaron bastantes penurias, ya que el edificio constaba de varias casas que tenían que ir adaptándose mediante obras para que cumpliera el objetivo para el que se pretendía utilizar, que era educativo, por lo que muy frecuentemente tenía que acometer obras con el bajo presupuesto económico del que disponían. En varias ocasiones se derrumbaron las tapias de la huerta, que estaban hechas de tierra, también se derrumbaron algunos techos, y además hubo que rehacer de nuevo la escalera por su mal estado, arreglar dormitorios destrozados por los derrumbes anteriores, e incluso, otras veces se inundaba el túnel de acceso a la huerta. Todo ello tuvieron las religiosas que reponerlo, sopena de tener que aceptar comida con que las alumnas les regalaban al no tener fondos para comprar lo más elemental de alimentación.

Lo cierto y verdad es que muchos eran los gastos y pocos los posibles ingresos, ya que no se disponía de postulantas que ayudaran a paliar su necesidad económica.

En el año 1913 se realiza desde la planta baja parte del edificio, siendo sufragado este gasto por la Comunidad de Santa Fe (Granada), la cual manifestaba su apoyo por la de Puente Genil.

El día 6 de Julio de 1913 fallece la Reverenda Madre Fundadora Ángela García a la que tanto debía esta Comunidad.

Posteriormente fue elegida para llevar esta comunidad la Reverenda Madre Consuelo G. De los Ríos; y viendo que necesitaba más personal para realizar su labor pidió ayuda a la Comunidad de Santa Fe. El 26 de Noviembre de 1914 llegan a esta casa la Madre Carmen Medina que después de 3 años regresó a Santa Fe y la Madre Concepción Pérez que quedó como Perfecta del colegio. En este mes se recibe la visita del Prelado de la Diócesis por parte de D. Ramón Guillamet y se celebra la inauguración de la nueva parte del Colegio con la Entronización del Sagrado Corazón . La labor de esta madre fue esencial en aquellos años pues gracias a ella aumentó considerablemente el número de internas y mediopensionistas. El 31 de Agosto de 1918 fallece la Reverenda madre Priora, y en Noviembre de ese mismo año la Madre Agustina Sabais. El 20 de Noviembre tienen lugar las elecciones para Superiora, recayendo el nombramiento sobre la Reverenda Madre Concepción Pérez Errazquín de 37 años de edad, por este motivo hubo que solicitar dispensa, ya que las Constituciones prescribían en 40 años de edad para obtención de dicho cargo. Este permiso se recibió el 2 de Febrero de 1919 . Desde esta fecha la Comunidad que hasta ahora contaba con quince madres, vio crecer el número de religiosas considerablemente.

Entre los años 1919 y
1921 ocurrieron anécdotas
que hicieron patente la
protección de esta casa por
el manto de Santa Juana.
Apareció una grieta en una
de las celdas, y cuando fue
el maestro de obras para
ver el daño realizado lo
catalogó de verdadero
milagro, porque, según
decía, podía haber
provocado el derrumbe de
una de las paredes por falta
de cimentación. También en
el transcurso de una noche
se produjo un incendio, que, gracias a la rápida intervención de las religiosas, no llegó a producir daños mayores.


En el año 1921 se realizó una importante obra en el colegio, que fue una galería en la planta baja, y en la parte alta un hermoso salón que estaría destinado para el internado, y en el cual habría lavabos con agua corriente. Más adelante se construyeron más celdas para religiosas y otra clase nueva para el colegio.

 

 

En Mayo de 1931 con la proclamación de la Segunda República las religiosas tuvieron que abandonar el edificio, por los serios rumores que corrían y que amenazaban con quemar la casa. Por lo tanto las religiosas tuvieron que ser recogidas en casas de la localidad. En poco tiempo pudieron reanudar sus clases, no habiéndose realizado daños importantes en el edificio, si bien el número de alumnas era muy reducido.

En vista que en la Comunidad no había más que una sola religiosa que poseyera el título de Magisterio, el Sr. Párroco aconsejó a la Madre Priora la necesidad de que algunas religiosas obtuvieran el mismo. Las madres, Encarnación Reguero, Elvira Reina, Soledad Chacón y Concepción Arroyo se prepararon a tal efecto para dichos estudios, sin dejar su labor de docencia con las niñas del Colegio. Tuvieron que examinarse en Córdoba donde obtuvieron dos títulos de Bachillerato, y dos de Magisterio, hospedándose durante los exámenes en las Teresianas.

Vinieron otra vez tiempos difíciles para las religiosas después de las elecciones de Febrero de 1936 durante la República, con intentos de clausurar el colegio. Al estallar el Alzamiento el 18 de Julio de 1936 tuvieron que alojarse de nuevo en casas particulares ya que se encontraban en peli- gro. El 23 de Julio de 1936 el bando republicano tomó la casa para establecer en ella la sede del Comité, saqueando cuanto se encontraron en su camino. El día 1 de Agosto de 1936 el ejército nacionalista tomó Puente Genil, pero como el barrio de la Matallana era tan peligroso para ellas, pudieron permanecer en la casa de unos señores realizando su vida de Comunidad.

Es el 30 de Septiembre del mismo año cuando las religiosas durmieron por primera vez en su convento, abriéndose el colegio el 1 de Octubre del corriente. Hasta este momento las diferentes Comunidades tenían un carácter autónomo, bajo el mandato de la Reverenda Madre General María Cuesta fueron admitidas a la Unión formando la Sagrada Congregación el 15 de Julio del mismo año.

Un año más tarde, el 29 de Junio de 1937 salen de la Casa las Madres Margarita Estrada, Carmen Rodríguez, Trinidad Melgar y Concepción Arroyo para realizar los Ejercicios de Tercera Probación a la casa de Santiago de Compostela, al mismo tiempo lo hacía la postulanta Bruna Nieto al Noviciado de San Sebastián, bajo la dirección del Reverendo Padre Martínez de la Torre. En el mes de septiembre tuvieron lugar en el colegio Ejercicios Espirituales para las Señoras y Señoritas, dirigidos por el mencionado Padre, asistiendo unas cien y permaneciendo en el convento todo el día unas setenta.

En el curso 1937-1938 hubo 18 internas , 40 mediopensionistas, 100 externas y 200 alumnas gratuitas, no pudiendo acoger a más niñas por falta de espacio físico. Una de las cosas que empezaba a destacar era el taller de costura, donde se hacía ropa de niños pequeños. Dada la alta actividad desarrollada en el colegio vinieron para ayudar a tal labor la Madre Asistente Mª Amparo Menéndez, la Juniora Mª Rosario Granados y la Hermana Coadjutora Ángela López. En este año cobra vida la idea de realizar una asociación de antiguas alumnas.

En el mes de mayo concurren situaciones que hacen que éste sea bueno para el recuerdo, por un lado se celebra el 1 de Mayo consagrado a la Virgen Santísima y aniversario de la toma de hábitos de la entonces Beata Madre Fundadora y también coincide con el santo de la madre Amparo Menéndez, de otro la imposición de medallas a las Antiguas Alumnas.
El día 15 de Junio llegan al convento la madre Carmen Freyre y la Hermana Mercedes Rivas.

Tras la llegada en Junio del año en curso de la Reverenda Madre Asistente General de España Elisa Viñáspere se inicia la obra de las Misiones y Catequesis en varios centros de este pueblo, dada la falta que hacía en diversos barrios de la localidad, y dada la dificultad de que esas personas vinieran al convento, tras el permiso de la Reverenda Madre Asistente, fueron las religiosas las que salieron a la calle a enseñar el Catecismo duran- te ese verano.

La madre Maria Amparo Menéndez es destinada a Vigo como Superiora, viniendo en su lugar la Reverenda Madre Aurora Sáenz, que hasta entonces ejercía la labor de Superiora en la casa de Granada. Durante ese año se incorporan otras religiosas a esta casa como fueron Mª Pilar Mendoza como nueva Asistente, Mª Josefa Camacho y Mª Sofía Domínguez.

El día 29 de Agosto de 1938 se celebró la asamblea de Antiguas Alumnas que comenzó con una celebración religiosa y, después, una junta en uno de los salones del colegio, donde el Sr. Cura Párroco animó a la antiguas alumnas a perseverar en el trabajo de catecismo, madres cristianas y ropero. Ese mismo día tuvo lugar la Primera Comunión en la Iglesia de Jesús de un gran número de niñas que habían asistido durante el vera- no a las catequesis que se habían llevado a cabo por parte de religiosas y antiguas alumnas.

El curso 1938-1939 se inició el primer viernes de octubre con una misa celebrada por el Sr. Párroco . La matrícula quedó de la siguiente forma: Internas 25, de media pensión 60, externas 100, gratuitas 150, en el taller 40 y en las escuelas dominicales unas cien alumnas, quedando en lista de espera unas cien alumnas más por falta de espacio físico.